Identidad Institucional

Ser una comunidad educativa católica con carisma de unidad que, atenta a los signos de los tiempos, y en constante diálogo con la fe y la cultura, logra implantar modelos pedagógicos y pastorales creativos e innovadores que ayudan a sus alumnos, profesores y PAS a desarrollar al máximo su propio talento, su libertad y su felicidad, en un ambiente de convivencia y encuentro con uno mismo, con los demás, con su entorno y con el Dios que nos presenta Jesús en el Evangelio.

 

 

Ser un colegio inspirado en el estilo de las Hijas de la Caridad, Santa Luisa de Marillac y San Vicente de Paúl que busca desarrollar el talento de las personas, marcando metas exigentes pero accesibles, aprendiendo en un ambiente transformador, familiar y acogedor y desde la alegría del Evangelio.

 

 

 

CONFIANZA EN LA PERSONA

El educador FEC es cercano, paciente y motivador, es una persona cordial que genera climas de confianza y que se comunica de manera activa con los compañeros, con los alumnos y con sus familias. Confía en la persona y se muestra atento a su individualidad, ayudándole a sentirse querida y aceptada tal cual es y a descubrir y a aceptar sus propios talentos. Su cercanía posibilita la construcción de un clima educativo familiar y facilita un acompañamiento que respeta los ritmos de trabajo de cada alumno y motiva y promueve su formación integral.

 

ALEGRÍA

El educador FEC es alegre y espiritual, una persona íntegra, que trata de desarrollar todas sus dimensiones de modo equilibrado. Vive los valores del Evangelio desde la alegría y la gratitud, los integra en su labor diaria y transmite a los alumnos vivencias gratificantes contribuyendo al desarrollo de su dimensión espiritual.

 

PASIÓN Y ENTUSIASMO POR LA EDUCACIÓN

El educador FEC es vocacional, se siente llamado personal y profesionalmente a desempeñar este ministerio dentro de la comunidad educativa. Es una persona motivada y entusiasta en el trabajo diario. Tiene una gran calidad humana y profesional. Es una persona que se entrega a los demás a través de la educación y la enseñanza.

 

INNOVACIÓN Y CREATIVIDAD

El educador FEC tiene una actitud proactiva hacia el cambio y la mejora compartiendo buenas prácticas, investigando, aplicando nuevas metodologías, integrando las TIC y viviendo los errores como oportunidades y no como fracasos. Opta por un enfoque centrado en el alumno como protagonista de su propio aprendizaje, eficaz y duradero, y siempre se muestra abierto ante nuevas ideas y propuestas.

 

ESPÍRITU DE CAMBIO

El educador FEC es autoexigente, no se conforma con las “cosas como están” y tiene una visión dinámica de la educación, sin estar anclado en la resistencia al cambio o en la comodidad. Entiende la formación como un medio necesario para cambiar hacia la excelencia y busca anticiparse detectando oportunidades.

 

UNIDAD

El educador FEC trabaja en equipo de forma sistemática y convencida, buscando la cooperación y los compromisos compartidos. Es una persona humilde que antepone el bien común a los intereses personales y que es consciente de que la comunidad educativa no se limita al propio centro sino a un conjunto de colegios muy diversos que comparten una misión en FEC y que han de funcionar como-una-unidad.

 

JUSTICIA

El educador FEC está comprometido con un mundo mejor y más habitable. Por eso muestra una actitud inconformista, educando en la solidaridad, el respeto por los derechos humanos, la diversidad y la conciencia ecológica, y promueve o participa en las campañas y actividades que organizan los colegios sobre problemas económicos, sociales, medioambientales, etc.

 

COMPROMISO CON LA CALIDAD

El educador FEC es un profesional competente, bien formado y preparado para educar hoy, que domina la materia y/o el campo en el que desarrolla su trabajo y realiza un esfuerzo permanente por aprender y estar al día. Respeta el Marco Competencial del Educador FEC (MCE FEC) y está abierto a la mejora constante que desde este se proponga. Planifica bien su trabajo y responde con coherencia a dicha planificación.